Publicidad1

6 may. 2017

RECICLAR BATERÍA LAPTON PARA FUTUROS PROYECTOS

En la entrada de hoy vamos a reciclar una batería de portátil. Estas baterías están formadas por celdas de 3,7V normalmente de 2200mA del tipo 18650s, a veces de corrientes superiores. 
Esta en especial esta formada por 4S2P, lo que quiere decir que tienes 4 grupos de celdas en series con 2 es paralelo cada una. Estas nos otorgan una tensión de 14,4V y 4400mA, que según la formula P = V x I, sería unos 63W. 

Esta batería esta rota, ya no nos alimenta el portátil, pero esto no quiere decir que ya no sirva. Seguramente tendrá algunas de las celdas rotas, lo que provoca que el circuito de protección que tiene interno corte toda corriente para proteger las demás celdas. Vamos a ver como desmontarla y comprobar cuales funcionan. Así podremos carga las y usar las para futuros proyectos. Con suerte solo haya una rota y pueda aprovechar todas las demás.
Para abril las deberemos, con la ayuda de un cúter, cortar con cuidado todo el contorno. Hay que tener mucho cuidado de no introducir mucho la punta del cúter, ya que podríamos cortar alguna celda y hacer salir el ácido que hay en el interior.

Estas celdas son muy sensibles a los golpes y cortocircuitos. Si esto llegara a pasar explotaría. Tener mucho cuidado y ir con calma. Usar gafas de protección y guantes.

Una vez realizado el contorno vamos a hacerle palanca con un destornillador para ir doblando una de las tapas. Para sacar las celdas, debemos romper toda la carcasa. Estas vienen normalmente pegadas, así que no hay más remedio que destrozar la envoltura que las alberga.

Después de un rato de trabajo, aquí esta el resultado. A la vista quedan todas las celdas de 18650 y el circuito de alimentación. 

El siguiente paso es desconectarlas para comprobar el funcionamiento de cada una.





 








Con la ayuda de unas tijeras cortamos los cables flexibles y las uniones adhesivas entre celdas. Cortaremos también los puentes metálicos. El chasis de la pila es masa y la punta que veréis aislada es el positivo. Evitar cortar el aislante, en mi caso verde, o veréis algún que otro fuego artificial.



Dejamos bien limpias las baterías.








Pasamos a comprobar si están buenas las celdas. Con la ayuda del polímetro mediremos tensión en continua. Si nos marca por encima de 3V como vemos en la foto, la celda esta buena.

Si la tensión medida es por debajo de 2V, podemos echar a reciclar la celda, ya que esta muerta.

Para conectar los cocodrilos a las celdas, podéis ayudaros, como yo, de unos imanes.








La siguiente celda, no nos da tensión. Esto quiere decir que esta más que muerta.

Conseguí recuperar nada más que 2 celdas sanas. Esta batería llevaba mucho tiempo sin ser cargada. Así que termino muriendo.
Pero bueno, estoy contento de poder haber recuperado dos.

Si os haceis con muchas de estas podéis fabricar una batería como la de los coches de Tesla. Se fabrica con este tipo de celdas. Estas podrían alimentar vuestra casa si las convinais con unos paneles solares y alguna que otra cosa más. (regulador de carga e inversor).
Con la ayuda de este pequeño circuito, muy económico y ya mundial mente famoso, podéis cargar las celdas. Se puede comprar a muy bajo precio y es genial para multitud de proyectos en los que necesitéis cargar baterías del tipo lipo, como las de los teléfonos móviles.




Después de unas horas de carga, las dos celdas están listas para usarlas en algún futuro proyecto.
Powerbank, proyectos con arduino...






QUE LA ENTRADA OS SIRVA DE AYUDA Y NO OLVIDÉIS COMPARTIR Y COMENTAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario